Recomiendan a Bukele destituir al ministro de Salud por irregularidades en manejo de la pandemia

14 Days

En total, fueron 14 conclusiones a las que arribó la comisión especial de la Asamblea Legislativa, que entrevistó a ministros y funcionarios públicos relacionados con las actividades y fondos ejecutados por el gobierno durante la pandemia, entre ellos, que el Ejecutivo “mintió y manipuló” datos de fallecidos por COVID-19.

investigó el manejo de la pandemia llegó a 14 conclusiones y varias recomendaciones, entre ellas, pedirle al presidente Nayib Bukele, que destituya al ministro de Salud, Francisco Alabí, por las “irregularidades” encontradas por los diputados tras escuchar a varios ministros y funcionarios públicos que fueron entrevistados por los legisladores.


Además, a la presidenta del ISRI y a la directora del centro de atención de ancianos Sara Zaldívar “que tengan el control de la institución de la cual están al frente y que bajo su única responsabilidad está la vida de los residentes del centro que es inconcebible que hasta esta fecha no se sepa el paradero de más de 50 adultos mayores que estaban bajo su estricta tutela”.


Se pidió que el informe se envíe a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por considerarlo una grave violación a los derechos de los ancianos.


Mientras que la recomendación al presidente Nayib Bukele de destituir al Ministro de Salud, se debe a que el Ministerio de Turismo contrató para centro de contención una casa propiedad de un primo de Alabí. Por este caso, la recomendación se hace “por conflicto de intereses”.


Los diputados también concluyen en que hubo manipulación de los datos sobre personas fallecidas por COVID-19; que se violaron derechos humanos en los centros de contención; que hubo actos de corrupción en el traslado de $25 millones del Seguro Social para el Hospital El Salvador; que Obras Públicas incumplió el plazo que tenía para terminar la fase III del hospital especial para casos COVID, entre otros aspectos.


“El Órgano Ejecutivo realizó de manera sistemática acciones irregulares que afectaron el tratamiento, prevención y combate de la pandemia; se determina que el gobierno central no tuvo ni tiene a la fecha un plan de manejo integral de la pandemia; la administración del presidente Nayib Bukele a través del Ministerio de Salud, mintió, manipuló y tergiversó a su conveniencia los datos relacionados a la cantidad de personas fallecidas, de casos confirmados y de pruebas realizadas de COVID-19 durante la pandemia”, son algunas de las conclusiones.


Además, que el Seguro Social brindó al Ejecutivo un préstamo de $25 millones para que este lo utilizara durante la pandemia, sin embargo, en la Ley Orgánica de la referida institución no se contempla que se puedan realizar ese tipo de transacciones y que quedó en evidencia que hasta el momento no se ha definido la forma en cómo pagará el gobierno ese préstamo.


“El gobierno del presidente Nayib Bukele utilizó las cadenas nacionales de radio y Televisión para exagerar y manipular las proyecciones matemáticas de la evolución de la enfermedad, lo anterior con el objetivo de infundir miedo y terror para intentar de disciplinar a la población”, reza una de las conclusiones.


Además, que el personal de primera línea que falleció a lo largo de la pandemia se contagió debido a que el Ministerio de Salud y el ISSS no les dotó del equipo de bioseguridad necesario e idóneo para la atención de pacientes que adolecían de COVID-19.


Que el MOP incumplió el plazo para la entrega del proyecto de construcción de la fase III del hospital El Salvador, la cual estaba prevista para finales de julio del año anterior.


Los diputados acordaron enviar el informe parcial a organismos como la Organización Mundial de la Salud, a la CIDH, a la OEA, a la ONU y a la Fiscalía.


Tags: