Pandillero golpeó y torturó con un bate a un niño de dos años hasta matarlo

2 Meses

Fuentes del IML revelaron que en el informé que se elaboró se detalló que al cuerpo del menor se le encontró “patrones (marcas) de objetos contusos a nivel de cráneo, rostro, abdomen, espalda y miembros superiores e inferiores”.

Luego de la muerte de Dilan, un niño de dos años en la colonia Santa Teresa de las Flores de Apopa, el informe del Instituto de Medicina Legal (IML) reveló que la brutal paliza que le propinaron le provocó severos daños en sus órganos vitales como un edema cerebral y hemorragias internas.

Las primeras investigaciones de la Policía Nacional Civil (PNC) apuntaron a que el ataque al menor habría sido perpetrado por su padrastro que a la vez era un pandillero de la zona, el caso se mantienen en investigación.

Fuentes del IML revelaron que en el informé que se elaboró se detalló que al cuerpo del menor se le encontró “patrones (marcas) de objetos contusos a nivel de cráneo, rostro, abdomen, espalda y miembros superiores e inferiores”. En las pesquisas en la vivienda del menor se encontró un bate, por lo que se presume que fue usado para atacarlo.

Pero la golpiza no solo dejó daños externos, sino internos, como hemorragias, contusiones y traumas y daños severos en muchos de los órganos esenciales como el cerebro, pulmones y riñones.

“Congestión vascular generalizada, pulmones con contusiones equimóticas, trauma del lóbulo del hígado, trauma del páncreas, riñón con contusiones, trauma de páncreas y trauma cerrado del abdomen y edema cerebral”, reveló la fuente del IML a El Salvador Times.

De acuerdo con especialistas médicos, un edema cerebral es el término médico que se utiliza cuando existe una acumulación de líquido en el cerebro y tiene varias causas, una de ellas es lo que le sucedió a Dilan, golpes fuertes a la altura del cráneo y que pueden provocar la rotura de vasos sanguíneos.

Luego del procedimiento de Medicina Legal, se encontraron en el cuerpo del menor, lesiones que, de acuerdo con la fuente, parecen tener diferente tiempo de haber sido provocadas, por lo que se cree que el infante era maltratado con anterioridad a la paliza que terminó por matarlo.

Fuentes cercanas al caso detallaron que luego de que el pandillero lo agredió no dio aviso directamente a la PNC o a la Fiscalía General de la República (FGR), sino que llamó a una funeraria diciendo que había sido una muerte natural, pero al médico le pareció sospechoso la condición del menor y se dio aviso a las autoridades.

Las autoridades no brindaron mayores detalles sobre el caso, se limitaron a decir que se continuará con las investigaciones y que la Unidad de Delitos Relativos a la Vida e Integridad Física de la FGR es la encargada. Nota tomada de El Salvador Times.


Tags:
ANUNCIO