Los malos cálculos políticos que cometió Nayib Bukele el domingo

8 Month

Uno de los malos cálculos políticos que hizo el gobierno es la cantidad de personas que llegaron a la actividad del domingo. Se estima que unas 5 mil personas llegaron ese día a la Asamblea.

A ver, piénsenlo un ratito: un día domingo por la tarde, poniendo a disposición refrigerios y transporte desde todo el país (y parece que con fondos públicos), con un respaldo del 97% según ellos, obligando a empleados públicos a asistir como también lo hizo ARENA y el FMLN en su momento, y aún así llegar a 5 mil personas, fue una participación muy baja.

El FMLN en sus mejores momentos llegaba a movilizar unas 20 mil personas, teniendo similares condiciones.

Esto desnuda entonces una posible realidad, y es que el apoyo hacia Bukele no es el que tanto se empecinan en mostrar en redes. Las redes juegan con la percepción de la gente, y el énfasis que el gobierno le pone a sus encuestas genera la idea que en efecto el respaldo que tiene es masivo.

El otro error de cálculo político es que no consideró que mucha gente que votó por él, viene de las bases del Frente, de gente con traumas y heridas abiertas de lo que significa observar militares dentro de la Asamblea. Para un joven o alguien que desconoce la historia esto puede ser irrelevante, pero para quién viene de vivir la guerra esto tiene un fuerte significado. Esto le puede cobrar factura tambien con esa gente de izquierda.

Y el último error de cálculo, es que ningún intelectual reconocido en el país, respaldó su postura. Personas que incluso le dieron su voto pero que al ver las imágenes del domingo, públicamente criticaron el error que tuvieron de haber votado por él. Eso le resta base intelectual que respalde su perfil de gobernante.

El problema de imagen ahorita, es que Bukele jugó mucho con un perfil de alguien arrogante, altanero, fuerte, imponente. Él mismo perfil que a la mara le gustaba ver sobre Funes, y del que resintieron de Cerén.

Pero ahora que hasta la Sala de lo Constitucional aceptó una demanda de inconstitucionalidad, en contra de la decisión del Consejo de Ministros sobre la Asamblea, es difícil que siga con esa actitud porque perdió. Se demostró que no tiene la razón en su actuar.

Eso explica porque recurrió al recurso del llanto y lo religioso, como una manera de mostrarse humilde y tratar que su imagen no salga afectada, ante un escenario que provocó innecesariamente, producto de su sobreestimación y su irresponsabilidad como presidente.


Tags: nacionales politica nayib bukele