Exhuman cuerpo de joven cuya familia sospecha que murió tras ser torturado

6 Month

No es que el Covid-19 le deje la cara asi a uno cuando muere, es indiscutible que fue torturado, es decir los dientes los tiene de fuera, eso se logra basado en los comentarios de un experto medico solo con una contusión tan fuerte que produce que los dientes se salgan de las encías.


Razón por la cual la diligencia comenzó poco después de las 10:00 de la mañana, como parte de la investigación para determinar la verdadera causa de la muerte de Luis Iván Mejía Bonilla.

Por su parte los funcionarios judiciales y fiscales procedieron hoy a la exhumación del cadáver de Luis Iván Mejía Bonilla quien fue sepultado el pasado 6 de mayo en el cementerio del cantón Santa Teresa, municipio de Santiago Nonualco, departamento de La Paz, donde residía el fallecido.

En base a los testimonios de familiares de Luis Iván, este murió mientras estaba bajo el resguardo de la Policía Nacional Civil (PNC), en las bartolinas de la ciudad de Zacatecoluca.

La victima Luis Iván fue capturado el pasado 28 de abril junto con nueve personas más quienes están en prisión preventiva por el delito de homicidio y agrupaciones terroristas. Se le acusaba de participar en el homicidio de un soldado, hecho ocurrido el 26 de abril del 2019 en el cantón El Llano del mismo municipio de Santiago Nonualco.

Este caso ha causado conmoción social e internacional. Por su parte los familiares les dijeron que enterraran rápido el cuerpo porque había muerto de coronavirus, pero, según familiares, destaparon el ataúd y encontraron el cadáver esposado y con signos de tortura, afirmaron.

Segun los relatos de los familiares comentan que todo el rostro de Iván estaba ensangrentado y envuelto en una sábana blanca. El cadáver tenía los dientes saltados, como si se los hubiesen querido arrancar y no le habían quitado ni las esposas (grilletes). Aunque no quisieron seguir revisando el cuerpo, le tomaron fotos del rostro y de las manos esposadas. Luego lo sepultaron.

La Procuraduría de Derechos Humanos abrió un expediente por la muerte de Iván. Como parte de la investigación, el jefe departamental de la PDDH, dijo que el 7 de mayo se solicitó un informe al jefe de la delegación policial en La Paz con más detalles del caso. A su vez se requirió informe al director del hospital nacional de Zacatecoluca, sobre la atención médica que recibió Mejía Bonilla.

Obstrucción policial

Elementos de la PNC impidieron el trabajo de un equipo de El Diario de Hoy, al no dejarlos llegar hasta el cementerio. Un inspector jefe ordenó a un sargento, a un cabo y a varios policías no dejar pasar al equipo periodístico y luego ordenó colocar cinta policial en una calle vecinal que lleva al camposanto.

Al preguntarle al oficial por qué no permitía el paso, se limitó a decir que se estaba trabajando una escena.

Sin embargo, los policías no impedían el ir y venir de lugareños a quienes sí les permitían el paso al cementerio.


Cuando se le preguntó al oficial si era orden de la Fiscalía o de algún juez, éste se limitó a decir que ese era el protocolo, que se estaba protegiendo una escena.


Tags: