Arístides Valencia propone una nueva izquierda basada en una revolución democrática

9 Dias

El candidato a secretario general del FMLN, Arístides Valencia, consideró que su partido debe regresar a sus raíces y combatir a la oligarquía y no dejar a un lado al pueblo para complacer a la derecha bajo el argumento de “mayor gobernabilidad”.

“Schafik decía que vamos a entrar en ese proceso de lucha, por un lado, está el proyecto neoliberal y por otro está el proyecto de la revolución democrática. El proyecto neoliberal es para la oligarquía para garantizar su acumulación de riqueza en el país y mantener a la gente dormida; pero el revolucionario democrático es para luchar”, dijo Valencia en un discurso en Jucuapa, Usulután.


Dijo a la militancia que en estos momentos lo principal de este proceso interno es que se profundice en esa situación, “que lo entendamos, asumamos y que pensemos que en este momento no es de quién es mejor orador o quien tiene más recursos y viene y ofrece, ya no es eso”.

“Lo que está en el fondo es nuestro proyecto revolucionario al cual existe el riesgo de que estamos renunciando, y de repente para nosotros es de mayor preocupación tomarnos una foto junto con el oligarca, junto con el explotador, junto con el criminal que con nuestro propio pueblo. Todos hemos cometido errores, pero unos tienen mayor responsabilidad que otros. Ustedes son los llamados a comprender y profundizar. El poder popular no se construye con una persona, por un pequeño equipo de trabajo, aunque sean muy inteligentes”, explicó.

Valencia indicó que en 1999 se vivió algo similar (convulsión del partido) a esto y había gente que decía que el FMLN iba a desaparecer, “vivimos algo similar a estas pasadas elecciones”. Cinco años después, en el 2004, dijo que se empezó en un proceso de ascenso donde se pudo coronar con las primeras dos presidencias que se han obtenido. 


“Sin embargo, se llegó al gobierno y Schafik advirtió también. Es bien importante que en este momento que el FMN estudie a fondo al compañero schafik, que él representa el carácter revolucionario de nuestro partido. Él dijo que lo imperdonable es que fuéramos gobierno y no construyéramos poder popular”, explicó. 


“Hemos sido dos veces gobierno y hemos sido buen gobierno. Hemos logrado cosas que ningún gobierno de derecha han hecho en el país, hemos beneficiado a las grandes mayorías, otras que son importantes y que hay que analizarlas más a fondo; acerca de quién obtendrá beneficios con las medidas que hicimos. Muchas veces nosotros solo citamos y no profundizamos. Hemos sido un buen gobierno, pero nos olvidamos de la otra parte”, recalcó el político de izquierda. 


Acotó diciendo que la militancia tiene la misión que cumplir y garantizar el rumbo revolucionario del FMLN y hay que entender que dentro del partido han surgido posiciones que ya no son revolucionarias.

“Posiciones que están más preocupadas con los explotadores que por enfrentarlos, posiciones que les preocupa lo que van a decir de nosotros, les preocupa la gobernabilidad como le llaman ahora y por eso descuidamos y dejamos muchas veces al pueblo, a la comunidad sola y por eso el pueblo nos ha dejado solos en este momento no decir esto, no enfrentar estas situaciones es permitir que el rumbo del partido se vaya alejando”, finalizó.


ANUNCIO