$600 millones del Fideicomiso para rescatar a empresas llega luego que 3,500 de ellas ya quebraron

5 Days

Bandesal pondrá a disposición de las empresas $70 millones a partir de este mes luego de seis meses de su anuncio.


Los $600 millones de Fideicomiso administrados por Bandesal que servirán para rescatar a las empresas afectadas por la cuarentena ordenada por el Gobierno comenzarán a desembolsarse a partir de este mes, tras haberse anunciado seis meses atrás y cuando más de 3,500 empresas ya quebraron.


El presidente de la República, Nayib Bukele, junto al presidente de Bandesal, Juan Pablo Durán, anunciaron que el fideicomiso ya se logró financiar por completo y que en los próximos días ya estarán disponibles los primeros $70 millones que servirán para pagar la planilla de las empresas afectadas por la crisis del COVID-19.


El apoyo consiste en $140 millones dentro del Fideicomiso para pagar planillas a las empresas con menos de 99 empleados y que facturen menos de $7 millones al año, de los cuales $70 millones estarán disponibles a partir de octubre y otros $70 millones estarán disponibles hasta noviembre, expuso el mandatario.


Ese Fideicomiso, que el presidente Bukele asegura que ya está “totalmente fondeado”, apoyaría el pago de planilla de los empleados de empresas afectadas por las medidas de confinamiento.


Las empresas deberán presentar una solicitud a Bandesal para acceder a este dinero, a lo que Durán dijo que reforzarán el número de personal para atender la demanda pues saben que muchas empresas acudirán a solicitarlo. Además, Durán indicó que el fondo no es reembolsable y que solo se exigirá la existencia jurídica de la empresa, pero no necesitará solvencia.


“No va a necesitar garantía, no va a necesitar solvencia si no nos pide más de $30,000. Este dinero es exclusivo para la recuperación económica, para volver a la normalidad a la empresa”, expresó Durán.


Otros $360 millones se destinarán para créditos a bajos intereses dirigidos a micro, pequeñas y medianas empresas formales y $100 millones más serán destinados para créditos a las mipymes informales. Estos créditos serán a tasas del 3 % y a 10 años plazo.


“Los comerciantes que deseen acceder a la línea de crédito deben haber tenido algún crédito en la banca nacional, haber obtenido financiamiento por prestamistas o estar registrados en Conamype”, dijo Durán.


Sin embargo, la disponibilidad del dinero llega en momentos en que cientos de empresas han quebrado tras haber estado sin ingresos por más de 80 días, en una de las cuarentenas más largas que han tenido los países de Latinoamérica.


Según la Asociación Nacional de la Empresa Privada, ANEP, unas 3,500 empresas han quebrado.


Para Guillermo Guido, presidente de la Unión Mipyme el apoyo anunciado por el presidente, aunque servirá para saldar pago de planilla de empleados y apalancar al sector productivo, este apoyo llega tarde.


“La ayuda oportuna no es, porque ya murieron unas 3,000 micro y pequeñas empresas que ya cerraron. Pero siempre es bien recibida la ayuda más si es para pagar planilla, pero se han tardado seis meses desde que dio el primer anuncio”, destacó Guido. 


En cuanto al apoyo de financiamiento productivo afirma que esto era urgente por la necesidad de reactivar la economía.


“Las empresas estamos haciendo un esfuerzo para pagar impuestos y ponernos al día con tantas cosas que dejamos de pagar en estos días de cese productivo”, detalló.


Afirma que durante el parón económico únicamente pudo pagar medio salario a sus colaboradores y existe la necesidad de poner al día con sus salarios.


Economistas advierten que el gobierno tendrá “discrecionalidad” para entregar fondos


Que el gobierno disponga de $600 millones de un fideicomiso que será administrado por Bandesal y que se entregará a las mipymes cuando se está a las puertas de la campaña electoral abre el camino a posibles arbitrariedades en la distribución de ese dinero, han advertido economistas consultados por este periódico.


El componente del subsidio “es el que tiene mayor discrecionalidad porque es básicamente un regalo”.


Debido a que el dinero que va para subsidiar pagos de salarios de empleados será insuficiente, “va a haber discriminación y va a haber gente beneficiada y otra que no, allí quedará un margen de discrecionalidad para el que esté entregando los beneficios, que en este caso es el gobierno”.


Sin embargo, donde habría más discrecionalidad es con los $100 millones que va a manejar Bandesal para empresas informales, porque a un comerciante informal no se le puede pedir registros de cotizaciones ni habrá una base de datos objetiva.


Las autoridades gubernamentales revelaron cuáles son los requisitos y pasos para aplicar al subsidio:  



Tags: